Desde el tercer sector y para 100 entidades del tercer sector

En verano de 2012 la crisis económica ya había afectado de lleno al ámbito de las organizaciones no lucrativas y muchas de ellas repensaron su futuro definiendo nuevas estrategias para afrontarlo. La necesidad y el deseo de volver a conectar con la sociedad, con la gente, de legitimarse y fortalecerse de nuevo, requerían poner más atención en las relaciones entre las entidades y sus bases sociales. Esto implica gestionar bien una cantidad creciente de información: conocer bien a cada persona con la que se trata es necesario para ofrecer a cada una lo que espera. Asimismo, poder construir una mirada global basada en datos objetivos ayudaría a tomar mejores decisiones.

Sigue leyendo